banner1 banner2 vacunela

VACUNARSE

NO ES SOLO

COSA DE

NIÑOS

  • Vacunas
    vacunas
  • Servicios
    servicios
  • Enfermedades
    enfermedades
  • Esquema de Vacunacion
    esquemas

Sarampión, Rubeola y Pareras

En qué consisten estas enfermedades?

Son infecciones producidas por tres virus distintos, el del sarampión, el de la rubeola y el de la parotiditis, que afectan principalmente a los niños. Al estar causadas por virus, no tienen tratamiento.

  • Sarampión es una infección aguda exantematica, es una virosis humana para la que hay una susceptibilidad universal y que ataca toda la economía. Es mucho más frecuente en niños pequeños. Es contagiosa y su periodo de mayor contagiosidad es durante la etapa anterior a la erupción, pero continúa en tanto permanezca el exantema.
  • Rubeola: Provoca un cuadro leve de fiebre, manchas por el cuerpo más tenues y más pequeñas, y ganglios por el cuello, la región occipital y detrás de las orejas. En adolescentes y adultos puede producir afectación de las articulaciones. Su gravedad viene dada por el posible contagio del niño a una embarazada que no hubiera pasado la enfermedad y que no esté vacunada, ya que puede afectar al embrión y provocarle graves malformaciones, sobre todo en el corazón y en el sistema nervioso (se llama rubeola congénita).
  • Parotiditis: Es una infección que afecta a las glándulas que producen la saliva, sobre todo las parótidas, situadas en la cara, justo debajo de las orejas, se conoce con el nombre de paperas. Se produce una inflamación de las mismas (aumentan mucho de tamaño) y aparece un dolor que puede ser intenso. En ocasiones puede complicarse con una meningitis de características benignas o con inflamación de los testículos o de los ovarios.

¿Cómo se contagian?

Estas tres enfermedades se contagian por vía aérea a través de las secreciones que se expulsan al hablar, al toser, etc. y que entran por la boca y nariz del niño. Una vez que el virus está en el cuerpo tarda entre dos y tres semanas en comenzar a dar los síntomas típicos de la enfermedad.

¿Qué importancia tienen?

Debemos prevenirlas a través de la vacunación. Dada la globalización existente y los viajes internacionales, han de mantenerse altas tasas de vacunación para evitar la aparición de epidemias importadas, sobre todo de sarampión, en nuestra población susceptible.

¿Qué vacunas hay contra estas 3 enfermedades y cómo funcionan?

Hay una vacuna que combina los 3 virus y que por eso se denomina vacuna trivalente viral. Contiene virus vivos atenuados y hace que las personas vacunadas desarrollen defensas que evitan la infección en caso de contacto. La razón de administrarse juntas es evitar pinchazos a los niños. Está demostrado que aunque se mezclen las tres vacunas el valor protector de cada una de ellas se conserva íntegro y no se producen más efectos adversos.

¿Por qué debo vacunar?

Para que esté protegido frente a estas enfermedades y no las padezca aunque contacte con una persona que las presente. Aún hoy en día en los países del tercer mundo sigue habiendo muchas muertes provocadas por el sarampión y casos de rubeola congénita. Está plenamente demostrado que la aplicación de esta vacuna no está relacionada con la aparición de autismo.

¿Cómo se vacuna de sarampión, rubeola y parotiditis?

Actualmente en el calendario de vacunación se aplican dosis de vacuna triple viral: la primera a los 12  meses y la segunda a los 4  años. Solo en situaciones de riesgo de contagio se debe administrar antes de los 12 meses (a partir de los 6 meses), pero si esto sucede es necesario que se vuelvan a poner, posteriormente, las dos dosis a las edades indicadas. Se puede poner en el mismo momento que la vacuna de la varicela, pero en sitios diferentes del cuerpo, con agujas y jeringas distintas. Si no es así, la vacuna de la varicela se debe separar al menos cuatro semanas de la triple viral. Si se administra a una mujer en edad fértil, por precaución debe posponerse un mes la posibilidad de quedarse embarazada.

¿Qué debo hacer si se ha olvidado una dosis?

Deberá ponerse la dosis que falte, sin necesidad de empezar de nuevo la pauta de vacunación.

¿Cuándo está contraindicada esta vacuna?

Ante una enfermedad leve, como un resfriado, no se debe retrasar la vacunación. Únicamente está contraindicada cuando haya sucedido previamente una reacción alérgica grave con una dosis anterior de la vacuna o con algunos componentes de la misma (como la gelatina o los antibióticos que contiene para evitar su contaminación) o cuando se padezca una enfermedad importante. Al ser una vacuna viva, también está contraindicada en el embarazo y se debe consultar con el pediatra si el niño tiene las defensas disminuidas o recibe corticoides orales o inyectados, en altas dosis. Si tras la administración de la vacuna aparece una disminución de las plaquetas en la sangre se valorará la posibilidad de no aplicar más dosis de vacuna.

¿Cuáles son los riesgos de la vacuna?

Esta vacuna puede dar reacción local en el momento de la inyección, y al cabo de 5 a 15 días después de la vacunación es capaz de producir algún efecto adverso en forma de fiebre o aparición de un sarpullido por el cuerpo.